Noticia: Actualización de los límites máximos de mercurio en el Reglamento (CE) Nº 1881/2006.


Agregada el 28/1/2021, modificada por última vez el 28/1/2021.


El pasado día 21 de enero de 2021 tuvo lugar una reunión del grupo de expertos de la Comisión Europea en contaminantes industriales y medioambientales, en la que la Comisión nos informó de su intención de iniciar un proceso para actualizar los límites máximos de mercurio en diversas especies de pescado, por considerarlo necesario teniendo en cuenta dos aspectos importantes.

 

En primer lugar, y quizás el más significativo, es que en la opinión de EFSA de 2012 se actualizó la ingesta semanal tolerable (IST o TWI en inglés) de metilmercurio, estableciéndola en 1,3 µg/kg de peso corporal y en 4 µg/kg de peso corporal para el mercurio inorgánico. En este sentido, hay que tener en cuenta que los límites máximos vigentes se actualizaron por última vez en el 2008 (mediante el Reglamento (CE) nº 629/2008 de la Comisión, de 2 de julio de 2008), por lo que no se basan en la evaluación del riesgo recogida en la opinión de EFSA del año 2012 ni tienen en cuenta nuevos datos de exposición. En segundo lugar, este debate se encuentra abierto en el Comité del Codex para Contaminantes en alimentos y piensos (CCCF).

 

En la reunión del 21 de enero, la Comisión recibió el apoyo de la mayoría de estados miembros para comenzar a realizar este trabajo. No obstante, la Comisión informó de que antes está valorando la posibilidad de promover una recogida de datos de presencia de mercurio y metilmercurio en ciertas especies de pescados con la intención de que, tanto Estados miembros como sectores implicados, puedan enviar todos los datos disponibles, pudiéndose enfocar como una Recomendación de la Comisión que se publicaría a lo largo de este año.  Esta posibilidad fue bastante bien acogida por los Estados miembros presentes en la reunión. Adicionalmente la Comisión informó de que va a tener en cuenta también otras medidas de gestión que hayan podido adoptar los Estados miembros, como es el caso de las recomendaciones de consumo que hayan podido publicar durante estos años.

 

Hasta el momento, la Comisión no ha aclarado si la intención es sólo modificar los límites de mercurio o incluir también en el reglamento límites máximos de metilmercurio, en línea con la Norma General para los Contaminantes en Piensos y Alimentos del Codex.

 

Considerando todo lo anterior, creemos necesario poner en su conocimiento esta iniciativa de la Comisión y, en especial, llamar de nuevo su atención sobre la gran importancia que tiene la presentación de datos sobre presencia de este metal para llevar a cabo este trabajo, con objeto de que la actualización de los límites máximos refleje la situación real de la presencia de mercurio en las diferentes especies de pescado.

 

Por ello, queríamos contar con su colaboración, como ha sucedido en anteriores ocasiones, a la hora de remitir los datos cuando estos sean solicitados, así como informarles con tiempo suficiente para que puedan planificar las estrategias para su obtención.

 

Finalmente, consideramos que esta es una buena oportunidad para llamar la atención de la Comisión respecto de la influencia de la presencia de selenio en pescado y su participación como factor protector sobre la biodisponibilidad del metilmercurio, e intentaremos promover un mandato a EFSA para una evaluación sobre este aspecto.

 

Les mantendremos informados de los siguientes pasos que se vayan dando sobre esta iniciativa.